La Esencia de la Adoración

Band2

La adoración no es solo algo que ocurre en la congregación cuando se siente la presencia ungida de Dios.

La adoración puede ocurrir cuando el creyente se encuentra en la hora mas oscura y afirma la soberanía de Dios a pesar de sus circunstancias.

Solo al pasar por una experiencia semejante a la de David o Job puede el creyente probar la cualidad esencial de su adoración.

Llegados a este punto debemos preguntarnos:

  • ¿Cual es la idea radical de la adoración?
  • ¿Cual es la esencia absoluta y el denominador común de toda la adoración? 

Creo que se ve en la vida de hombres como Abraham y Job, que adoraron en medio de las circunstancias más terribles de la vida.

Esta es al esencia fundamental de la adoración: A pesar de las circunstancias negativas o la perturbación emocional completa, el creyente humilla el corazón y la vida delante del Dios Todopoderoso, reconociendo su señorío supremo.

En conclusión, la adoración es la confesión del señorío de Dios cuando todo lo que rodea la vida de uno grita: “¡Dios es injusto! No te ama. Te ha abandonado”

En tal ocasión, el verdadero adorador dice: “El Señor es Dios. Bendito sea el nombre del Señor”.

La reacción positiva en adoración en vez de quejarse de las adversidades hará que el creyente crezca como adorador.