3 Fundamentos Básicos

Band2

Definitivamente uno de los retos más grandes para todo director de alabanza es el liderar y guiar espiritualmente al grupo de alabanza. Si bien ya existen un sinnúmero de consejos acerca de cómo hacerlo, quiero compartir contigo tres cosas que serán fundamentales para el desarrollo espiritual de tu grupo de alabanza.

1. Establece un plan de estudio de la Palabra
 
Es fundamental que todos los miembros del grupo estén «en la misma página» y un plan de estudio es la herramienta perfecta para poder caminar hacia la misión y visión del Espíritu Santo para este tiempo. Un grupo con una visión clara tiene el fundamento perfecto para crecer y desarrollarse.
 
2. Tener dovocionales grupales 
 
Cuando pasamos tiempo con Dios se genera en nosotros un corazón sensible a su voz. El líder de alabanza debe tener una profunda vida de oración y cultivar esa sensibilidad para discernir lo que Dios quiere en cada servicio.
 
3. Motívalos a crecer y buscar la excelencia
 
El constante crecimiento debe ser una característica de todo miembro del grupo de alabanza. La simple idea de que adoramos al Rey del universo debe desafiarnos a hacer todo de una manera excelente y eficiente. Buscar ser excelentes en el llamado que Dios nos ha dado también es adoración.